Cuando el líquido de frenos cambia de ese precioso color “cerveza rubia” a “cerveza tostada” es momento de cambiarlo. Es un coñazo ya que la entrada de aire en el circuito crea efecto esponja y disminuye la eficacia de la frenada, además hay que tener mucho cuidado de no derramar líquido que como sabemos es el líquido más corrosivo de nuestra moto

Os muestro una manera sencilla para hacerlo ya que por una parte evitamos derramamientos teniendo un poco de cuidado, y segundo evitamos la entrada de aire y tener que estar purgando el circuito.

Necesitaremos:

  •  Líquido de frenos con la especificación DOT4.
  • Una llave fija de 8.
  • Macarrón/ tubo transparente flexible con un diámetro interior de 4mm, se compra en cualquier ferretería.
  • Una botella de plástico recortada.
  • Destornillador de estrella
  • Una cerveza para refrescar la garganta tras semejante esfuerzo

Primero os pongo una foto del circuito:

lo que hacemos es, primero echar un poco de líquido de frenos en el fondo de la botella de plástico. Después, quitamos los capuchones de los tornillos de purgado de las pinzas de freno

colocamos el tubo de plástico en ellos y el otro extremo lo sumergimos en el líquido de la botella de plástico. esto lo hacemos para que al circuito le cueste entrar aire de retorno

abrimos la tapa de la bomba de freno con cuidado al quitar la tapa y la junta de que no se derrame líquido

Ahora el procedimiento es el siguiente:
Aflojamos los tornillos de purgado con la llave fija de 8 sujetando con una mano el tubo de plástico para que no gire (yo tenía la mano ocupada con la cámara.

Hacemos lo mismo en la otra pinza.
Al hacer esto ya empezará a salir el líquido de freno

Empezamos a bombear con la maneta de freno echando líquido nuevo al mismo tiempo y asegurándonos que la bomba nunca se queda sin líquido o entrará aire en el circuito.
Al ser líquidos de la misma densidad y al echarlo poco a poco, éstos no se mezclan.
Cuando veamos que por los tubos plásticos sale el líquido nuevo con el estupendo color “cerveza rubia” ya habremos acabado.
Como los tubos de plástico siempre tuvieron líquido no hace falta purgar, apretamos los tornillos con la llave de 8.
Quitamos los tubos y colocamos los capuchones.
Comprobamos el nivel del líquido de frenos, colocamos la tapa y listo.

Tenemos que tener cuidado con las primeras frenadas, tratando de que sean lo más progresivas y prestando especial atencióna frenazos incorrectos.

Empecé en el 89 con una Suzuki Dr big de 50cc con la que pasé un sinfín de experiencias irrepetibles, luego madurando llegué a una Gs500 comprada en Barcelona nada más sacar el carnet A1. Actualmente disfruto de una Bandit 600s en compañía de un montón de buenos amigos.

SIMILAR ARTICLES

0 32

0 13
video

0 12
video

0 12

NO COMMENTS

Leave a Reply